Publicada By  Víctor Yepes Piqueras - Material    

Caricatura de Charles Darwin como un simio, en la revista Hornet. Recurso al ridículo o también a la «falacia ad hóminem».

Una falacia  es un razonamiento incorrecto que aparenta ser correcto. El que un razonamiento sea falaz no implica que su conclusión sea falsa. Lo que lo hace falaz es la incorrección del razonamiento en sí. Todo razonamiento falaz es inválido, es decir que sus premisas no garantizan la verdad de su conclusión, pero en ocasiones pueden ser muy sutiles y persuasivas, y puede hacer falta mucha atención para detectarlas.

Pongamos algunos ejemplos, como el que afirma el consecuente:

  1. Si está nevando, entonces hace frío.
  2. Hace frío.
  3. Por lo tanto, está nevando.

O aquel que niega el antecedente:

  1. Si está nevando, entonces hace frío.
  2. No está nevando.
  3. Por lo tanto, no hace frío.

Pero como un ejemplo vale más que mil palabras, os voy a dejar algunos vídeos para que repaséis algunos conceptos sobre falacias. Espero que os gusten.

El primer vídeo trata de la falacia Ad Hominem:

Y este otro vídeo sobre la falacia Ad numerum creo que te hará pensar un poco: