Publicada By  Víctor Yepes Piqueras - Material, Vídeo    

Este es el título que figura tras la introducción del libro de Anthony WestonLas claves de la argumentación“, que podéis encontrar en su edición española en la editorial Ariel. Durante algunas clases de la asignatura vamos a analizar los conceptos básicos relacionados con la argumentación y el pensamiento crítico. La relación con la asignatura se comprenderá cuanto tengáis que justificar y argumentar la innovación de un proyecto que, por ejemplo, quiera ser certificado según la norma UNE 166001. Sin embargo, esta competencia resulta fundamental en la vida diaria y profesional. Raro es el técnico que no debe elaborar informes para justificar algún problema de calidad, accidente, exceso de presupuesto, etc. Con frecuencia oímos o leemos a políticos y dirigentes que se dirigen a las masas de forma demagógica, manipulando, acudiendo a prejuicios o afirmando supuestas verdades que no se sustentan en nada. Otras veces hay que defenderse en un juicio y hay que aportar pruebas o argumentos, por ejemplo en un informe pericial. Es decir, la claridad en las ideas, el pensamiento propio y la justificación razonada en nuestra forma de pensar, se convierten en habilidades de gran utilidad personal y que favorecen la libertad de los individuos y de las sociedades.

En clase tendremos ocasión de discutir sobre estos temas, y lo primero que explicaré es que no siempre el profesor tiene la razón en sus opiniones. Hay que buscar el camino propio y el autoconvencimiento en el pensamiento. Mientras tanto, os paso, por su interés, un pequeño resumen de la introducción del libro:

“Algunas personas piensan que argumentar es, simplemente, exponer sus prejuicios bajo una nueva forma. Por ello piensan que los argumentos son inútiles. Esto es algo común y sin embargo, falso.

“Dar un argumento” significa ofrecer un conjunto de razones o de pruebas en apoyo de una conclusión. Así, un argumento no es simplemente la afirmación de ciertas opiniones, ni se trata simplemente de una disputa. Los argumentos son intentos de apoyar ciertas opiniones con razones. En este sentido, los argumentos no son inútiles, son, en efecto, esenciales.

El argumento es esencial, en primer lugar, porque es una manera de tratar de informarse acerca de qué opiniones son mejores que otras. No todos los puntos de vista son iguales. Algunas conclusiones pueden apoyarse en buenas razones, otras tienen un sustento mucho más débil. Tenemos que dar argumentos a favor de las diferentes conclusiones y luego valorarlos para considerar cuán fuertes son realmente. En ese sentido, un argumento es un medio para indagar.

Argumentar es importante también por otra razón. Una vez que hemos llegado a una conclusión bien sustentada en razones, la explicamos y la defendemos mediante argumentos. Un buen argumento no es una mera reiteración de las conclusiones. En su lugar, ofrece razones y pruebas, de tal manera que otras personas puedan formarse sus propias opiniones por sí mismas.

Hay personas que pueden emitir opiniones pero son incapaces de dar razón de las mismas, de exponer cómo han llegado a esas conclusiones. Debemos usar argumentos para exponer nuestras opiniones. No es un error tener opiniones. El error es no tener nada más.”

A continuación os paso un vídeo de la UNED sobre la Trama de la Argumentación. Me gustaría que, a la vista del vídeo, contestáseis a las siguientes preguntas:

a) ¿Qué es la retórica?

b) ¿Qué es una falacia?

c) ¿Es posible demostrar la verdad absoluta sobre algo mediante una correcta y sólida argumentación?

13 Febrero, 2015
 
|   Etiquetas: ,  ,  ,  ,  |